Semántica de los desahucios (I)

La implicación de la prensa española en el sistema financiero y viceversa crean una dependencia en la que el peor perjudicado resulta ser el ciudadano. En anteriores publicaciones hemos tratado el papel histórico que han jugado los medios en los temas relacionados con las hipotecas, en este veremos las implicaciones empresariales de dichos medios con el sector financiero. En el mismo sentido analizaremos el tratamiento privilegiado que reciben en los medios con temas como el de las titulizaciones, del cual también hablamos recientemente en otra publicación, intentando dar respuesta a la pregunta que se planteaba: “¿ Cómo es posible que los medios no nos hablaran ya sobre esto  ?”

La burbuja inmobiliaria en los medios

En el informe “Medios de comunicación y crisis financiera: ¿por qué nadie nos avisó?”, el profesor de Economía Manuel Illueca, analiza el papel de la prensa generalista durante la crisis económica en la que aún se encuentra sumida la economía; y asegura que el establishment político y financiero español impuso paulatinamente su punto de vista sobre la inexistencia de la burbuja inmobiliaria y los medios de comunicación asumen acríticamente esa visión predominante. Para luego afirmar que “a partir de 2003, la prensa española continúa publicando artículos sobre el incremento de los precios de la vivienda, aunque su enfoque es puramente descriptivo, dirigido al inversor que concibe la vivienda como un activo de riesgo al que hay que exigir una elevada rentabilidad, pero en ningún caso considera la escalada de los precios un factor de riesgo sistémico capaz de devastar la economía española”. En el momento histórico en el que los medios debían proteger al comprador o ciudadano, la evidencia del análisis demuestra que estaban más implicados con el vendedor o sistema financiero. Ahora veremos hasta dónde ha llegado esta implicación a día de hoy.

Profundizando en el análisis de medios, Illueca asegura que apenas “encontramos referencias a la conexión entre las cajas de ahorros y el boom inmobiliario. A lo largo de todo el periodo comprendido entre 2000 y 2008, apenas hemos localizado 70 referencias al riesgo inmobiliario asumido por alguna de las entidades financieras que posteriormente serían intervenidas por el Fondo para la Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Todas ellas sin ninguna alusión a los fatídicos episodios de politización de la gestión y corrupción en la concesión de créditos. Ninguna evidencia sobre las conexiones entre la recalificación del suelo, la financiación bancaria y la promoción inmobiliaria”.

Poder financiero, político y mediático: uno y trino

El periodista Pere Rusiñol, en su informe Papel mojado, ahonda aún mas en el peligro real que se cierne sobre la independencia de la prensa española, debido a una suerte de fenómeno al que él mismo acuña el nombre de financiarización de las empresas periodísticas, asegurando que “el sector financiero ha tenido siempre una gran influencia sobre los medios por una doble vía: mediante la contratación de publicidad -los bancos suelen encontrarse entre los principales anunciantes- y la concesión de créditos. Pero el reciente boom disparó la deuda de las grandes empresas de comunicación españolas y, ahora, como no pueden afrontarla, la banca se incorpora directamente a su capital”.

Esto sumado al trasegar de figuras políticas por los consejos de administración de estas grandes corporaciones, convierten esta unión en una santísima trinidad del poder, con ejemplos visibles y concretos, ya que como afirma Ruiñol, “en los consejos de casi todos los grandes medios se sientan directamente consejeros del sector financiero. Y la simbiosis va en doble dirección: los editores de La Vanguardia y La Razón son a su vez vicepresidentes de CaixaBank y el Banco Sabadell, respectivamente. El Cuarto Poder ya no debe lidiar más con la presión del sector financiero: ya es directamente el sector financiero” sentencia.

Comparten posiciones e intereses económicos ya que “en realidad, los medios ganaron mucho dinero en los años previos al estallido de la burbuja inmobiliaria informando sobre compañías que, a su vez, ganaron mucho dinero gracias a la subida de los precios de la vivienda. Ello generó una cierta complicidad entre unos y otros” concluye Pere Ruiñol.

“¿Como es posible que los medios no nos hablaran ya sobre esto?”

Queda demostrado que el poder mediático y el financiero persiguen los mismos intereses y están dirigidos por las mismas personas físicas. Esta es razón suficiente para responder la pregunta que se planteaba en la anterior publicación. No obstante nos gustaría ir más allá del juego de intereses y ver cómo se emplean las técnicas periodísticas y lingüísticas, ya no para ocultar las malas acciones de los banqueros, si no para limpiar su imagen descaradamente.

Buscamos noticias donde aparecían los desahucios en los citados medios dependientes del sistema financiero, específicamente en El País. Nos encontramos con noticias con titulares como: “La banca admite suavizar los desahucios por razones humanitarias”. El titular escoge con pinzas las palabras que acompañan al sujeto (banca) endosándoles un mensaje positivo, reivindicativo e incluso se podría decir que heróico. En plena crisis la banca suaviza sus normas por razones humanitarias. Al profundizar en el artículo solo queda claro que en ciertos casos (que a su juicio consideren) podrán aceptar el inmueble en dación de pago por la deuda, aclarando que no pueden estar de acuerdo con esto porque afecta las titulizaciones, que para entonces solo los periodistas especializados y economistas sabían lo que era. En la segunda parte de esta publicación, analizaremos con mayor profundidad el tratamiento semántico de los desahucios, en las cabeceras en donde el poder financiero y mediático son interdependientes.

Advertisements

3 comentarios en “Semántica de los desahucios (I)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s