Perjudicados en el Pacto, perjudicados en el transporte

Como bien quedaba recogido en el antiguo post que publiqué previamente “Solventar problemas específicos con un Pacto de Movilidad inconcreto”, el acuerdo en pos de una mejora en la comunicación compostelana de transportes tuvo disidentes y partidarios. Después de varios meses con el Pacto Local por la Movilidad vigente -aprobado en enero de este año-, podemos llevar a cabo un análisis más detallado de lo negativo.

640px-Hostal_dos_Reis_Católicos._Praza_do_obradoiro._Santiago_de_Compostela
Imagen Hostal de los Reyes Católicos, lugar emblemático de la ciudad en la Plaza de Obradoiro

Los antecedentes

Desde el 2015 ya se tenía pensada la elaboración del Pacto. Con la conclusión de este acuerdo, el partido político Ciudadanos C’s Santiago vaticinaba que la ilusión puesta en él acabaría en saco roto por la poca planificación. Ellos incluso comparan esta medida producida en la ciudad con la puesta en marcha en Madrid, en manos de Manuela Carmena (presidenta de Ahora Madrid). La idea era tratar de reducir el tráfico con restricciones, suceso que en un día llegó a producir hasta 684 multas a lo largo del día. En la actualidad ha tratado de solventar estos problemas prohibiendo la circulación de motos en el carril bus de la Castellana (para además hacer disminuir problemas de tráfico) y reduciendo el tráfico privado en 22 ejes. Estas noticias han generado controversia: para algunos ciudadanos son eficaces en contra de la contaminación y a favor del buen uso de los espacios públicos; y para otros (como Ciudadanos C’s Santiago) son ineficientes y “afectan a los hábitos del modelo de la ciudad”.

En la elaboración, inicialmente se buscaba un consenso de todos, lo que en la mayoría de ocasiones crea discrepancia e incluso puede hacer que no se llegue a lo concreto. Pese a que Jorge Duarte animaba a la ciudadanía a participar, los resultados fueron acerca de medio centenar de representantes de colectivos. En el círculo de trabajo contamos con personas que de primera mano han vivido este pacto y han aportado desde sus posiciones.

Colectivos aún sin respuestas

La movilidad es -según el Pacto antes nombrado-, la capacidad de desplazamiento que posee una persona para trasladarse desde un punto de origen a un destino. Partiendo de esta base suponemos que se trata de una condición adherida al ser humano y por lo tanto, su responsabilidad. La diversidad de ciudadanos hace que exista la necesidad de un apoyo por parte del gobierno vigente para que facilite los transportes. Es decir, la movilidad es una competencia del poder para que haya los mismos derechos a nivel general. Si no existe un compromiso, no podemos aspirar a la igualdad. Esto se traduce en hechos concretos: si una persona se desplaza con una silla de ruedas necesitará que los locales estén acondicionados para ella y, además, que se le den facilidades a la hora de utilizar un medio de transporte. Es decir, hacen falta rampas y también la colaboración de los propios trabajadores para que esa persona pueda hacer uso del transporte público. Si no cuenta con estos servicios básicos, estamos ausentes de lo imprescindible. Ánxela López, participante de nuestro proyecto, lo afirmaba tajantemente: “aquí los discapacitados son los autobuses”.

A lo largo del documento se desarrolla este intento de mejorar “integrando todos los colectivos y administraciones.  Se trata de mejorar el transporte para todos, y literalmente queda recogido “garantizar la accesibilidad en todos los vehículos, procurando el uso de forma autónoma del servicio de autobuses para todas las personas con independencia de sus características de movilidad”. Lo nombra como un problema generalizado, sin profundizar en lo grave del asunto; de manera que nos encontramos ante un contenido inconcreto. ¿Cómo se modificarán las bases para que todas estas propuestas puedan cumplirse? ¿Cómo se puede acordar el equilibrio entre la oferta de autobuses suficiente para suplir la demanda y su reducción para ayudar a las personas que lo necesitan sin perjudicar el medioambiente? Partiendo de la base de que es uno de los propósitos. Además de él, mejorar las infraestructuras para que las personas que quieran desplazar en vehículos que no expulsen gases (como la bicicleta) tengan su espacio y seguridad vial cubierta.

Vicente Otero, exsecretario de Composcleta, ha trabajado en encontrar medidas para llegar a esa balanza. Para él, el Pacto Local por la Movilidad es “una declaración de intenciones sin consecuencias ni hechos concretos”. Reflexiona acerca del lento progreso de la ciudad, que a comienzos de los 90 era pionera y actualmente ha sido una de las últimas en adaptarse a las normas europeas y a la actualidad económica y social.

Praza do Obradoiro
Imagen proporcionada por Vicente Otero. Plaza de Obradoiro en la antigüedad

 

Advertisements

3 comentarios en “Perjudicados en el Pacto, perjudicados en el transporte

  1. No documento que empregaron para expoñer o Pacto Local pola Mobilidade (http://compostelaaberta.org/wp-content/uploads/2015/11/Gu%C3%ADa-para-a-proposta-da-XGL-V-final.pdf ), o goberno sinalou, entre outras cousas, que este se concibe como guía para as futuras xeracións e para definir a cidade que queren para elas. Para que isto sexa posible, é necesaria unha implicación total por parte de todos os sectores afectados polo tema en cuestión e que sairían beneficiados se se aplicase o Pacto de maneira efectiva. Onde está esa implicación, se tal e como apuntas, participou medio centenar de representantes? Non se pode chegar a un consenso real se non existe ese interese por chegar a el. En cambio, limitarse a sinalar as inconcrecións das medidas é moito máis cómodo.

    A modo curiosidade: se nos imos uns quilómetros máis aló, na Coruña a historia repítese. acaban de emitir un borrador dun novo pacto local pola mobilidade (http://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/2017/03/30/marea-impulsa-span-langglpacto-pola-mobilidadespan-medidas-concretas/0003_201703H30C69912.htm ). O alcalde, do mesmo xeito que fixo Duarte no seu momento, tamén pide consenso. E, do mesmo xeito que ocorre en Santiago, acusan o goberno local de non concretar nas súas medidas e contan, ademais, co escepticismo da oposición http://www.coruna.gal/portal/es/ayuntamiento/noticias/detalle-noticias/o-alcalde-apela-ao-consenso-para-acadar-un-pacto-de-cidade-pola-mobilidade-sostible-un-dos-grandes/suceso/1453618877540?argIdioma=gl

    Gústame

  2. En la última reunión que tuvimos con el círculo estuvimos hablando precisamente de eso. También concluyeron con que si no se hace algo más concreto el pacto va a caer en saco roto.
    Te agradezco que compares estas dos ciudades pues, pese a la cercanía que tienen una de otra. No obstante hay varias diferencias a destacar. (Puedes verlas en http://www.laopinioncoruna.es/coruna/2017/04/04/pacto-transporte-futuro/1168247.html)
    Por ejemplo:
    – Los espacios verdes destacados en Santiago de Compostela
    – La importancia de la universidad para los medios de transporte
    – La zona céntrica sin acceso a los vehículos

    Gracias por tu comentario

    Gústame

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s