Semántica de los desahucios (II)

Continuamos con esta segunda parte del análisis del discurso mediático que empezamos en la anterior publicación. Entre las críticas que realizan los miembros de Stop Desahucios a los Mass Media, destaca por su claridad, la certeza de que “muchas veces se busca un titular impactante, muy de acuerdo con la línea editorial de cada cual, somos conscientes de que cualquiera que quiera estar en los medios importantes sufre manipulación.” Y continúan denunciando que “el problema es que antes, La Opinión era el que mas trataba el tema de los desahucios. Pero eso era antes con el PP. Ahora nos están llamando la COPE y La Voz de Galicia, porque claro, como gobierna Marea Atlántica, ahora le interesamos a los medios de comunicación de derecha“.

Cruzada antiokupas

Desde su óptica es evidente que son utilizados, como un elemento aislado, para crear una sensación de caos, derivada de la mala gestión del poder ejecutivo municipal. Pero podemos ir más allá, ya que en una noticia aparecida este domingo en La Voz de Galicia, acerca de supuestos negocios de anuncios por palabras, surgidos en internet debido a la escasez de soluciones habitacionales, el redactor selecciona un anuncio en el que dice: «Compro piso okupa, porque nos van a desahuciar», con lo cual podemos ir un poco más allá en la afirmación de los afectados e inferir que se está tratando de vincular a los dos movimientos.

Eso no tendría mayor importancia, de no ser porque en un análisis rápido realizado a esa misma cabecera, durante el mes de marzo, se detectaron 14 publicaciones sobre el movimiento okupa en solo cuatro días (22/04-26/04). Casi cuatro publicaciones al día, por lo cual esto podría ser considerado una auténtica cruzada antiokupas. Sin embargo, más llamativo aún que todo esto resulta que, en la reunión que mantuvimos con el círculo (mucho antes que apareciera la noticia arriba mencionada), nos hablaron del tema de los anuncios por palabras, pero desde una óptica muy diferente.

Anuncios por palabras

Decían que “actualmente se da otra modalidad, que comentan las compañeras, y es que a lo mejor les dice el propietario: ‘El alquiler vale tanto dinero, pero por tu voz veo que eres muy joven’; y terminan los arrendatarios haciendo insinuaciones como: ‘oye si eres joven, a lo mejor podemos arreglar de otra manera’. Hemos recibido algunas situaciones así, incluso de acoso, de decir: ‘Si eres joven no me importa que pagues menos’; o con respecto a la fianza, que digan: ‘Bueno eso podemos arreglarlo entre tu y yo’. Hablando claro, derecho a pernada directamente. Y hay gente que se anuncia en ese plan en los anuncios por palabras, sugieren que sean chicas jóvenes. En concreto a Rocío le pasó, a Elízabeth le pasó. Es decir no es un caso aislado. Es un asunto que nos parece muy indignante, porque claramente se están aprovechando de las situaciones más desesperadas y la gente a la que le proponen eso no tiene muchas más opciones”.

Derecho Vs Derecho

La queja más recurrente de los afectados por los desahucios en las reuniones fue, sin duda, que los medios se quedan en el titular y no profundizan. Una queja absolutamente razonable, a la cual solo habría que matizar argumentando que: dependiendo quien sea el afectado, ya que para los del movimiento okupa si hay suficiente información; en el periodo analizado encontramos tres entradas: “Qué hacer si ocupan mi vivienda”, “Qué hacer cuando alguien se apropia de tu casa” y “El contexto legal de la ocupación”; esta última, una columna de periodismo especializado escrita por Alba Cea, Penalista de Calixto Escariz Abogados. La doble moral acolita que redacciones enteras se vuelquen hipócritamente con unos afectados para generar caos o concienzudamente con otros para defender el derecho a la propiedad.

Esto choca frontalmente con los objetivos de la plataforma, descritos por sus integrantes de la siguiente forma: “algunas veces hubo que ocupar la oficina de asuntos sociales, para presionar, no para salir de ahí con una vivienda. Aurelia Rey por ejemplo, está viviendo en un piso que se consiguió una semana después del primer desahucio. Y se consiguió ganar en el sentido que, al final, esta mujer no se quedó en la calle, pero no conserva la casa. Y es que nosotros por lo que peleamos en definitiva es por el derecho a la vivienda. Que nadie se quede sin techo”.

Pero como todos sabemos, los derechos no son absolutos, aunque se trate de derechos fundamentales, como es el caso del derecho a la vivienda (amparado por el derecho fundamental más importante que es el derecho a la vida), que tiene como único limitante el derecho a la propiedad.  Y viceversa, aunque el derecho a la propiedad tenga muchos más limitantes como el de monopolio, dumping y sobretodo la función social. Con los elementos expuestos podemos deducir que la lucha mediática estará perdida para este colectivo, siempre que el derecho a la propiedad esté por encima del derecho a la vivienda en la línea editorial de los Mass Media.

Advertisements

Un comentario en “Semántica de los desahucios (II)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s