¿Donde comprar productos ecológicos? Supermercados Vs mercados locales y tiendas especializadas

Consumir, como todo acción política, conlleva una serie de consecuencias para nuestras comunidades y nuestro planeta. Y no sólo para lo nuestro, sino para lo de los demás. Cada día compramos productos sobre los que desconocemos su verdadero origen, buscamos el mejor precio, la rentabilidad y la inmediatez.

Cuando, preocupados por nuestra salud, nos acercamos a los productos ecológicos, los buscamos en las mismas grandes superficies, sin sopesar siquiera las alternativas justas y sostenibles que nos ofrecen los mercados locales o las tiendas especializadas.

Como consumidores responsables y conscientes debemos ser capaces de distinguir que marcas y que establecimientos o vendedores/as,  que ofrecen productos ecológicos, cumplen con los verdaderos criterios del comercio justo. Uno primordial: el respeto y la dignificación del trabajo de los productores/as. ¿Promueve este respeto la comercialización a grande escala de los productos ecológicos?

Advertisements

18 comentarios en “¿Donde comprar productos ecológicos? Supermercados Vs mercados locales y tiendas especializadas

  1. Es cierto, Ángela, que normalmente el comercio local está relegado a un segundo plano frente a los hipermercados o centros comerciales.
    Por una parte las grandes superficies ofrecen una mayor variedad de productos además de la concentración de diferentes secciones en un mismo espacio. Son más “cómodos”.
    No obstante no creo que este sea el problema principal. Cada vez más personas hacen sus compras en pequeñas tiendas de ultramarinos ecológicas pero pienso que un problema puede ser la visibilización que tienen. Pienso que en parte es responsabilidad de los ayuntamientos el hacer un trabajo de difusión y promoción de estos espacios, pues en muchas ocasiones no se acude a ellos por puro desconocimiento de los mismos. Vuestro trabajo en el Observatorio es sin duda, un plus para estas tiendas.

    Como añadido, adjunto un enlace en el que se sintetizan algunas ventajas que puede tener el apoyo a este tipo de comercio.
    http://wordpress.metodotecnico.com/2016/05/5-ventajas-del-comercio-local/

    Gústame

    1. Gracias por tu comentario Victor. Como bien dices, puede que la competencia de supermercados y grandes almacenes no sea el problema central del comercio local, sin embargo no puede negarse que es un factor que le perjudica, y mucho. Especialmente si tenemos en cuenta que estamos hablando de un tipo de productos ya de base “más caros” como es el caso de los productos de comercio justo. Te adjunto un artículo que explica más en profundidad cómo afecta la apertura de una gran superficie a los pequeños locales de alimentación: http://www.revistainforetail.com/noticiadet/la-batalla-entre-el-supermercado-y-el-pequeno-comercio/7e05c132777c22bdaa3945481364caaa

      En cuanto a la promoción de este tipo de tiendas por parte de los ayuntamientos, me gustaría recordarte que son establecimientos y marcas que, aunque de condiciones éticas, también buscan vender sus productos; por lo que no sería muy justo para el resto de locales de otro sector, por ejemplo el textil. En cambio, lo que sí pueden hacer los ayuntamientos y los gobiernos es potenciar el consumo responsable y ecológico, a través de talleres o ferias artesanas, lo que conduciría a los/as ciudadanos/as hasta dichas tiendas.

      Gústame

      1. Gracias por el enlace, Ángela. Efectivamente no sería justo para los demás comercios. Mi valoración hablaba en sentido general, refiriéndome a todos los locales de pequeño comercio independientemente de cual fuese su especialidad.
        Duele ver que para la competencia contra las grandes superficies, muchas tiendas de ultramarinos se vean obligadas a abrir más horas, con menos personal e incluso en ocasiones los domingos.
        Otro de los problemas al pequeño comercio es, en mi opinión, el centro comercial. Este modelo deja sin vida el centro de las ciudades favoreciendo la concentración masiva de marcas y productos. Adjunto una reflexión publicada en el periódico “EL País”

        http://elpais.com/diario/1993/03/06/economia/731372422_850215.html

        Gústame

  2. ¿Conocemos las consecuencias de nuestro consumismo? Me parece una buena pregunta, ya que me podría aventurar y decir que la mayor parte de la ciudadanía no lo hace. Yo soy consumidora de productos ecológicos y lo cierto es que por comodidad, preferentemente intento comprarlos en los grandes supermercardos y al contrario las tiendas especializadas o herboristerías solo las frecuento cuando en las anteriores no los encuentro. Muchas veces por culpa de la inconsciencia, empeoramos una situación que desconocemos. Por eso la acción de los medios de comunicación es más que necesaria. En Estados Unidos, hace muchos años los grandes almacenes Wallmart provocaron que pequeños comercios cerraran debido a que no podían competir con los precios del centro comercial, acabando con los puestos de trabajo de miles de personas de todo el país: http://time.com/money/4192512/walmart-stores-closing-small-towns/. Sin embargo, mucha gente al conocer esta realidad dejo de comprar en Walmart, pese a la comodidad y el precio que este ofrecía, para poder solidarizarse con la causa y denunciar la realidad de desigualdad.

    Gústame

    1. Gracias por tu comentario Lara, y por tu honestidad como consumidora.
      Respecto al grado de responsabilidad que podemos tener los consumidores en la legitimación de este sistema económico te traslado una reflexión de María Paz, integrante de Solidaridade Internacional y de nuestro círculo. María aseguraba en una de nuestras reuniones que quienes nos gobiernan son los responsables últimos de cambiar el sistema, sin desmerecer nunca el poder de las pequeñas acciones ciudadanas. Es decir, debemos mejorar nuestras pautas de consumo desde la responsabilidad y la conciencia pero nunca desde la culpabilidad, incorporando poco a poco hábitos mas sostenibles a nuestra vida.

      Por otra parte, considero fundamental conocer qué marcas de las que habitualmente consumimos favorecen la consolidación de este injusto sistema; y ya que mencionas el caso de los grandes almacenes Waltmart te dejo este árticulo sobre las principales multinacionales que controlan el mercado agro-alimentario: http://comerciodeleganes.es/10-multinacionales-controlan-el-90-del-mercado-agro-alimentario/

      Liked by 1 person

      1. Totalmente de acuerdo Ángela, si que es cierto que la mayor responsabilidad debería de venir por parte del gobierno, ser ellos los que diesen ejemplo, aunque en la mayor parte de ocasiones esto no se produce. Como vemos diariamente en las noticias, los intereses individuales siempre se anteponen a los comunes y grupales. Por lo que en esta realidad es muy difícil mantener un clima de sostenibilidad. ¿Tenéis consciencia de si se están llevando a cabo campañas o iniciativas para fomentar el comercio justo? ¿Y si estas cuentan con el apoyo de las instituciones públicas?
        Y por otro lado gracias por el enlace, ya que me pareció verdaderamente interesante ver cómo tan solo diez empresas son las que se encargan de controlar todo el mercado agro-alimentario. En relación a esto, y a estas empresas, conoces cual de todas ellas es la que fomenta un comercio más sostenible. Por ejemplo Nestle siempre lleva a cabo iniciativas sociales solidarias: http://www.empresa.nestle.es/es/cvc. ¿Que ocurre con el resto de corporaciones?

        Gústame

      2. Buenas Lara! Voy a comenzar por tus primeras cuestiones. Las campañas o iniciativas por parte del Gobierno para potenciar o favorecer el comercio justo, son inexistentes. Y no me sorprende; el respeto al medio ambiente y a los derechos humanos nunca ha sido una prioridad del Gobierno de este país. Por otra parte, apoyar el comercio justo conllevaría acciones colaterales, como por ejemplo mejoras salariales, que este Gobierno tampoco está dispuesto a llevar a cabo.

        Por otra parte, ninguna de las marcas de las que me hablas cumplen con los objetivos del comercio justo. Ninguna, y mucho menos Nestle. Comprendo que a veces no es fácil reconocer la situación, sobre todo si no se ha profundizado en el tema, por ello debemos fomentar la “curiosidad” por saber de donde proviene lo que consumimos y en que condiciones fue fabricado. Esta simple búsqueda no sólo puede cambiar nuestra siguiente compra, sino quizá nuestros patrones de consumo, y nuestras comunidades.

        Son varias las razones por la que afirmo que estas marcas mencionadas no cumplen los principios del comercio justo. En referencia a Nestle te adjunto un par de enlaces sobre su verdadero proceso de recolección del cacao, utilizando mano de obra exclava infantil.
        http://enmedio.org/2015/09/por-que-nestle-es-una-de-las-companias-mas-odiadas-del-mundo/

        Cruel, injusto, denigrante, repulsivo, etc.. especialmente cuando afirman hacer todo lo contrario. Y lo más triste es que el caso de esta multinacional no es, ni mucho menos, el único. Como consumidores, nuestro deber es cambiar aquello que podemos cambiar, simplemente optando por otra marca del mismo producto que apueste por un comercio ético y justo. Aunque no podamos realizar cambios a gran escala, podemos hacer mucho más de lo que creemos, empezando por informarnos y rechazando sin pudor marcas explotadoras.

        Liked by 1 person

  3. Bos días Ángela. Pareceme un moi bo vídeo. Gustoume particularmente a parte na que unha das persoas do voso Círculo fala sobre que a xente pensa que os tomates crecen sós. Desgraciadamente moita xente non é consciente do traballo que leva cultivar os alimentos que logo se venden no comercio xusto. Ademais, a maioría dos nenos de hoxe en día que viven na cidade tampouco coñecen a procedencia dos alimentos e poden chegar a crer que a leite sae dos supermercados e non das vacas. Como mostra disto atopei un artigo nun blogue que fala sobre isto. Aquí che deixo o enlace:http://pequelia.republica.com/ninos/los-ninos-saben-poco-del-origen-de-los-alimentos.html
    Ademais, a sociedade non se preocupa en gran medida por remediar esta situación. Non ven como un gran problema que os nenos descoñezan a orixe dos alimentos. Porén, eu creo que debería facerse fincapé nisto na educación. Sabes se hai algunha medida implantada actualmente sobre isto?

    Gústame

    1. Gracias por tu comentario Nerea! Coincido totalmente contigo y con el artículo que me recomiendas, es muy preocupante el desconocimiento que tienen los/as niños/as hoy en día sobre algo tan básico y tan trascendental para su vida como la alimentación, y asimismo, el origen de los alimentos que consumen.

      Desconozco si actualmente en nuestro país se están aplicando medidas específicas al respecto a nivel regional o local, pero lo que sí es evidente es que a nivel estatal, es decir, desde el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, no se ha propuesto ningún plan específico para educar a los niños en el origen de su alimentación, lo que sin duda favorecería la calidad de la misma. Por otra parte, no me llama la atención que el Gobierno no ofrezca información sobre la realidad de los/as agricultores/as, ya que podría contradecir ciertos intereses del lobby alimentario. (Te dejo aquí un artículo reciente sobre las presiones que puede ejercer este sector sobre el Gobierno: http://www.lavanguardia.com/vida/20170221/42204163836/productores-azucar-esperan-que-gobierno-de-marcha-atras-y-no-grave-refrescos.html)

      Esta tarea queda, por tanto, en manos de los movimientos sociales que reivindican un comercio y un consumo más justo y sostenible, además de en los/as padres y madres y los propios individuos. Te adjunto además, un mapa sobre los principales orígenes de los productos que consumimos cada día: http://www.animalgourmet.com/2016/06/10/de-donde-vienen-los-alimentos-que-comemos-un-mapa-lo-identifica/

      Liked by 1 person

      1. Como ti dis, unha vez máis deben ser os movementos sociais os que loiten por cambiar algo e o goberno quedase de brazos cruzados vendo o que pasa. Isto é algo bastante común no noso país e algo que debería cambiar de inmediato. O Goberno non se preocupa por mellorar certas cousas que ocorren no país. Só e preocupan cando isto sae moito nos medios e a opinión pública se lle bota enriba, é dicir, actúan cando non teñen outro remedio se non queren ver perxudicada a súa imaxe.
        Na páxina web do goberno pódese atopar un apartado de destacados no que aparecen certas iniciativas e concursos relacionados coa alimentación, pero non hai nada sobre campañas para saber de onde proveñen os alimentos. Engadoche o enlace: http://www.alimentacion.es/es/
        Parecenme moi interesantes os enlaces que me amosas, sobre todo o que fala sobre a orixe dos alimentos. Moitas gracias polas aportacións.

        Liked by 1 person

      2. Gracias a ti por interesarte por el tema Nerea, y comprobar por ti misma como nuestros dirigentes no dedican el mínimo esfuerzo a promover una alimentación más justa y sostenible para todos/as. Pero lo peor no es sólo que no apoyen un mejor sistema, sino que contribuyen de todas las formas posibles a cimentar el actual, un sistema injusto que no respeta ni la vida humana, ni la animal, ni nada!

        Por otra parte, si te interesa saber más concretamente de donde proviene lo que comemos, te dejo un par de enlaces: http://www.que.es/ultimas-noticias/espana/201202162023-paises-vienen-alimentos-comemos-cont.html y http://www.abc.es/sociedad/abci-donde-viene-pescado-comemos-201511112215_noticia.html .

        Patatas de Israel, leche de Rusia, langostinos de Ecuador, etc..España cada vez importa más productos que ya se producen en nuestro propio país. ¿Qué sentido tiene apostar por este patrón de consumo? ¿Qué beneficios acarrea transportar los alimentos miles de kilómetros? Evidentemente, ninguno.

        Gústame

      3. Moitas gracias por aclararme tanto o tema, Ángela.
        Como ti dis, tráese ao noso país moitos alimentos do estranxeiro que xa se producen no noso país. Eu creo que pode que sexan máis baratos. Pero despois de todo o transporte creo que perden moita calidade e sería moito mellor e máis rápido mercar os produtos dentro do noso país. Polo tanto, como ti dis, isto non ten beneficios para o consumidor.

        Gústame

      4. Gracias a ti por interesarte tanto Nerea, ese es el primer paso para ser un consumidor más responsable y consciente! En el fondo no es tan complicado como parece, basta con recordar las reglas más básicas: consumir ecológico, fresco, local, y de temporada; y por supuesto, respetando siempre los derechos de los/as trabajadores/as.

        Gústame

      5. Coincido con lo que dices Ángela, desde las reuniones que mantenemos en nuestros círculos siempre han denunciado esta realidad precisamente, por parte del gobierno y por parte de la ciudadanía, hace unos años la ecología y el medio ambiente era una de sus prioridades, se encontraba en los primeros puestos, pero como puedes ver en el siguiente enlace: http://www.cis.es/cis/export/sites/default/-Archivos/Indicadores/documentos_html/TresProblemas.html publicado por el CIS, este se reduce al 0.6, y me aventuraría a decir que lo mismo ocurre con el comercio justo y sostenible.
        Muchas gracias por el enlace Ángela, ya que desconocía por completo esa realidad, sí que es cierto que muchas corporaciones usan y crean iniciativas, aparentemente solidarias y sostenibles para mostrar una buena imagen y luego la realidad es muy oscura y diferente: http://retos-directivos.eae.es/tres-ejemplos-de-responsabilidad-social-corporativa-inditex-ikea-y-mercadona/ frente a https://okdiario.com/economia/empresas/2015/10/27/trabajadores-de-mercadona-empresa-secta-que-maltrata-empleados-14812 Por ello nosotros como informadores debemos mostrar toda la verdad que muchas veces queda oculta en los medios por intereses particulares.

        Liked by 1 person

      6. Creo que precisamente esa es la cuestión clave, Lara: denunciar como medios de comunicación la vulneración de los derechos de las personas por parte de muchas grandes empresas y corporaciones. Es nuestra misión contarlo todo, qué modos de explotación existen y cómo luchar contra ellos. Además, creo en lo necesario de posicionarse y señalar a cualquier empresa que lleve a cabo estas miserables prácticas. Solo así, podremos debilitar un poco este sistema socioeconómico tan cruel y tan injusto.

        Gústame

  4. Yo creo que, a pesar de ser consumidores conscientes, realmente no pensamos en lo que compramos. Siempre o casi siempre que vamos a comprar, acudimos a grandes superficies porque allí hay una infinidad de productos ecológicos que no los hay en otros lugares. Pero realmente solo acudimos a las grandes superficies por pura comodidad y por la gran difusión que tienen estas superficies, porque la ciudadanía de hoy en día vivimos muy deprisa y no tenemos tiempo para ir al mercado local o a una tienda especializada y comprar allí los productos ecológicos, que aunque sean un poco más caros, van a tener un valor diferencial y es que sabemos que son naturales y hechos con el esfuerzo de una persona a la cuál recompensamos, de cierto modo, como bien decía un miembro de tu círculo. Por eso hay que intentar promover y dar una mayor difusión para que vaya más gente a los mercados locales, pues como decías, estos son los que realmente dignifican el comercio justo.
    Aquí te dejo una entrevista a Nazaret Castro, que habla sobre la gran distribución y el pequeño comercio: http://www.publico.es/economia/distribucion-alimentos-dictadura-supermercados.html Me gustaría saber tu opinión sobre la entrevista.

    Liked by 1 person

    1. Gracias por tu comentario y por la entrevista Iago, es realmente interesante. Sin duda soy partidaria de decir las cosas claras y lo más importante, desde un posicionamiento claro. A menudo muchas personas que no tienen reparo en criticar ciertas políticas injustas en ámbitos como el educativo o el sanitario, contemplan sin inmutarse como se cimenta este sistema alimenticio, del que la mayoría de la sociedad forma parte, sobre la vulnerabilidad de los derechos de miles de especies, comenzando por la humana.
      ¿Por qué lo hacen? ¿Realmente no nos damos cuenta del negocio que supone nuestro consumo?

      Este es sin duda un tema delicado, ya que admitirlo sería reconocer que contribuimos al mantenimiento un sistema criminal e injusto. Sin embargo, formamos parte y no tenemos manera alguna de negarlo. Me gustaría resaltar una cuestión que menciona Nazaret en la entrevista: “Si una cadena de ropa o un supermercado es capaz de ofrecer un producto tan barato, es porque alguien ha pagado ese precio”.

      Personalmente creo que si antes de comprar nos paráramos un minuto a pensar las condiciones en las que trabajan muchas de las personas que fabrican lo que nos vamos a llevar a casa, no seríamos capaces de llevárnoslo. O eso quiero pensar.
      Te adjunto un par de enlaces, sobre algunas de las principales multinacionales que recurren a la explotación: https://ecocosas.com/noticias/9-multinacionales-del-chocolate-que-explotan-ninos-en-africa/ y http://www.barrameda.com.ar/colabora/explota1.htm
      Por otra parte, te dejo este enlace al programa “En el punto de mira” de CUATRO, donde se habla de la explotación laboral a los agricultores por parte también de las pequeñas empresas: http://www.cuatro.com/enelpuntodemira/temporada-01/programa-6-30-08-2016/Temporeros_de_bajo_coste-Programa_6_-En_el_punto_de_mira_2_2236005139.html

      Gústame

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s