Las 10 cosas que tiene que hacer un Erasmus en Santiago de Compostela (y en toda Galicia)

Este é un espazo dedicado á experiencia Erasmus dende a ollada de Cyrill Roy, estudante francés de intercambio na Facultade de Ciencias da Comunicación da USC. En cada entrada escribirá sobre semellanzas e diferencias entre ambos países, das posibilidades que ofrece Santiago e das relacións que aquí se establecen entre os estudantes.

Las 10 cosas que tiene que hacer un Erasmus en Santiago de Compostela (y en toda Galicia)

10. Beber cerveza (o algo sin alcohol)
Tomar algo (con o sin alcohol) es tan barato en Santiago que resulta casi imposible de resistir. Una cerveza cuesta entre uno y dos euros. Este es un precio más que accesible si lo comparamos con el precio en Rennes (Francia), de 2,50 a 4 euros, luego al de París, que sobrepasa frecuentemente los 5 euros. ¡Una buena cerveza entre amigos (con precaución), eso no se puede negar!

9. Comer tapas
Es la tradición en España: cada bebida pagada es acompañada por una tapas, es decir, algo para comer. Podemos comparar esta tradición a la de los «amuses-bouches» en Francia. Con la diferencia de que en Francia jamás son gratuitos y son normalmente muy pequeños. Además de ser variadas y ricas, las tapas se sirven en cantidades más que suficientes.

 

Post 1 com foto 1
La tortilla, una tapa muy común en Santiago. Cyrill Roy©

 

8. Escuchar música celta
Para los que todavía lo ignoran, Galicia es una región celta. Hasta tal punto que los franceses la apodan Bretaña española. Casi a diario es posible oír un pedazo de música celta por los alrededores de la catedral. Gaita, guitarra, violín, flauta… Todos los instrumentos que crean la magia de la música celta están presentes. Además, es posible asistir a conciertos en bares para los más apasionados.

7. Hacer una parte del camino de Santiago
Santiago de Compostela es el destino final del camino de la peregrinación más importante de Europa. Y creyente o no, sería pena de privarse de caminar alguno de los trayectos. Estén en búsqueda religiosa y espiritual o simplemente en busca de un desafío físico, los peregrinos viven una verdadera aventura sobre las piedras del camino.

6. Visitar la catedral
Última etapa de la peregrinación, la catedral de Santiago de Compostela realmente vale el camino, sobre todo por su talla impresionante. Actualmente en obras, la gran entrada desde el Obradoiro no es accesible, pues se encuentra en obras. Mientras tanto hay que pasar por otra puerta. Paciencia pues para los que verdaderamente tendríamos ganas de ver el edificio en todo su esplendor.

 

 

Post 1 com foto 2
La catedral de Santiago de Compostela (© Cyrill Roy)

 

5. Probar comida galega 
¡Pulpo a la gallega, empanada, empanadillas, zorza… la comida gallega está muy rica! Si se añaden las especialidades españolas, tales como la tortilla, las croquetas y la paella, esto deja muchas especialidades para descubrir para los golosos o simplemente los curiosos.

4. Comprar regalos
¿Qué sería un buen viaje sin regalos? De la réplica miniatura de la catedral para el hermano pequeño o el objeto en forma de concha para la mamá, pasando por la postal tradicional para toda la familia y los amigos, hay una gran variedad de souvenires en Santiago. Además, están siempre mucho más baratos que en Francia.

3. Inscribirse en una asociación de Erasmus
El mejor medio para un estudiante recién llegado a Santiago y un poco perdido, es visitar la ciudad y sus alrededores. ¿Y qué mejor que una asociación de Erasmus para hacerlo? Por suerte, Santiago cuenta con uno que reagrupa a un número importante de estudiantes de las de todas partes del mundo. México, Brasil, Italia, Corea del Sur, Francia, Alemania, de las centenas de estudiantes extranjeros pueblan la ciudad y participan en su riqueza cultural.

2. Viajar por la costa de Galicia
Ya sea solo o acompañado por estudiantes (Erasmus o no), es impensable ir a Galicia sin pasar por la costa. El mar se encuentra aproximadamente a 30 minutos de Santiago y ciudades como Fisterra son unos pequeños pedazos de paraíso. Cuando la meteorología lo permite, es posible hacer senderismo al largo de la costa. Si no, Galicia tiene también su encanto bajo la lluvia que está muy presente.

 

Post 1 com foto 3
El cabo Fisterra, al oeste de Galicia (© Cyrill Roy)

 

1. ¡Disfrutar de la vida!
Por fin, lo que no hay que dejar de lado cuando se pasa un curso en Santiago es, por supuesto, disfrutarlo. Un año o un semestre Erasmus es un momento único y Santiago es un lugar muy agradable para vivir. Sería una pena pasar el tiempo encerrado en casa. Hablar con otros, tomar algo con amigos, ir al mar, enfrentarse a la lluvia… en definitiva, hacer de cada segundo que pasa un instante mágico. Y volver a casa con recuerdos llena la cabeza de uno.

 

 

Un comentario en “Las 10 cosas que tiene que hacer un Erasmus en Santiago de Compostela (y en toda Galicia)

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s